http://www.radioela.org/La-Casa-Incendiada-Mujer-en-los.html

Burkina Faso…

Publicado: 23 noviembre 2012 en General

Dirección del blog de una amiga que esta trabajando en Burkina Faso:

http://dieynaba-burkina.blogspot.com.es/

Pedagogia anti-autoritaria

Publicado: 6 noviembre 2012 en General

la revista:  www.mentelibre.es  la encontré en http://escuelalibretierra.wordpress.com/

… no tiene desperdicio…

Guerra química en el Rif: 1923

Publicado: 3 noviembre 2012 en General

Para entender mejor tanto odio en la frontera de Melilla y Ceuta, así como la complicidad del gobierno Marroquí contra las personas inmigrantes…

http://melillafronterasur.blogspot.com

www.kaosenlared.net   (buscar: melilla)

www.apdha.org  (buscar:  informes sobre derechos humanos en la frontera sur)

… es recomendable recordar la historia (la historia menos bonita):

http://venenodelrif.blogspot.com.es

y el documental en you tube:

Venero (Arrhash, 2008)-Armas químicas en la Guerra del Rif (1/5)

Sobre matriarcados, feminismos …

Publicado: 17 septiembre 2012 en General
Etiquetas:,

Con frecuencia nos preguntamos ¿por qué no han podido extenderse en el tiempo y geograficamente los intentos de cambiar la sociedad hacia relaciones de igualdad? (desde la primera huelga durante la construcción de pirámides… hasta el famosísimo mundialmente “spanish revolution”), lo máximo que se ha podido mantener es por la eliminación de algún cerdo, como el dictador por herencia de Nicaragua:  Anastasio Somoza en 1979, pero luego no han podido evitar que otros aprendices de trepas como el presidente Daniel Ortega, se hayan acomodado en las mismas injusticias, sin ir al origen del meollo. Ha penalizado el aborto, ha firmado un tratado de libre comercio con la unión europeda, mantiene buenas relaciones con EE.UU. y con el Vaticano, ha cambiado la constitución para poder ser reelecto indefinidamente y no será juzgado por haber abusado sexualmente de su propia hija porque mantiene la impunidad parlamentaria…

Sin lugar a dudas, nuestro problema no es biológico, sino cultural.

Por ejemplo, en las sociedades matriarcales que todavía existen, podemos observar como a pesar de las influencias de la civilización patriarcal, se mantienen en sus orígenes. Con un profundo respeto a la vida en común y en armonía con el medio ambiente del que forman parte sin considerarse por encima, ni por debajo.

Aunque existe propiedad privada, religiones e incluso dinero… no tienen la creencia de que sea “necesario” dominar a nadie para ser felices, ni por tanto aceptan la sumisión como conducta ante la vida.

Desde el pueblo Mosuo (en el tibet ocupado por China), pasando por el pueblo Makhuwa en Mozanbique, o en las islas Bijagó en Guinea Bisau, o el pueblo Zapoteca en el sur de México, o en algunas islas de la Polinesia, o el pueblo Minankabau en Sumatra son solo algunos ejemplos poco conocidos de sociedades donde no está bien visto poseer nada, ni a nadie, de forma exclusiva, ni acumular nada. Donde las relaciones personales y con el medio ambiente son de un respeto mutuo, que buscan a cualquier edad.

Cada vez quedan menos sociedades matriarcales, o matriliniales, o matrifocales, o como se quieran definir. Pero las sociedades que aun existen, son una demostración clara y evidente de que allí sí llegaron al origen del meollo. Hacer de la solidaridad y el apoyo mutuo, una forma de vida. Una organización social, donde nadie le obliga a nadie a hacer nada, donde la base es la libertad sin peros… y por lo tanto no hace falta el castigo, ni el sentimiento de culpa… solo las ganas de aprender a cualquier edad. Donde los conflictos se solucionan o se reducen, mediante el dialogo constante… descartan la violencia porque no aporta nada, de hecho ni la conciben.

Es frecuente en estos pueblos que no tengan legado escrito, y sin embargo no lo necesitan. Ni siquiera tienen palabras en sus idiomas para definir conceptos que aquí definimos diariamente como por ejemplo: violación sexual, guerra, paternidad, esposo o marido…

Aprendieron a vivir compartiendolo todo (sentimientos y cosas), en lugar de compitiendo. Y así de generación en generación.

Tampoco son sociedades perfectas, claro. Porque la perfección no existe. Ni dudo lo imposible que sería trasladar esas formas de convivencia tan sencillas y naturales, a nuestras ciudades tecnologicamente tan desarrolladas, porque entre otras razones nuestro modo de vida urbano es muy poco respetuoso con la vida, pero al menos, reconozcamos que tenemos mucho que aprender de sus vidas.

Mucho…

POLICIAS ASESINOS

Publicado: 8 septiembre 2012 en General

Kaosenlared. – Jueves.6 de septiembre de 2012 – 882 visitas

El pasado lunes, la policía marroquí lanzó un ataque despiadado contra los migrantes africanos que esperan en los bosques colindantes a la frontera con Melilla para poder cruzar hacia la ciudad española. Hay varios muertos y heridos de gravedad. La prensa española silencia la noticia.

El pasado lunes, la policía marroquí atacó los campamentos que los subsaharianos tienen esparcidos desde Segangan hasta Marihuari, sembrando de sangre, terror y caos los bosques colindantes a la frontera con Melilla. No es el primero en las últimas semanas, pero sí el más sangriento. Según denuncian algunos de los supervivientes, a través del diario eltelegrama, son varios los muertos y heridos de gravedad a consecuencia de la acción de las fuerzas represoras al servicio de la dictadura marroquí.

Según cuenta dicho medio, el domingo por la tarde una veintena de furgonetas blindadas de las Fuerzas de Seguridad marroquíes –similares a las que en España utiliza la Unidad de intervención Policial (UIP)- aparecían apostadas en Farhana y los todoterreno Hummer H1 del Ejército alauí empezaban a hacer rondas por la carretera que va desde el Cabo Tres Forcas hasta el Gurugú. Tras el salto, que tuvo lugar entorno a las 05:00 de la madrugada, Policía y Ejército marroquí pasaron a la acción. El lunes, al amanecer, en el cruce entre Beni Enzar y la carretera que va hacia Farhana aparecía tirado en el suelo Abderrahaman, un joven de 25 años, natural de Mali, que se arrastraba por el suelo con el cuerpo lleno de heridas y la cara llena de sangre que brotaba de su cabeza. No podía andar, le habían roto las piernas a golpes. Tenía una torta de pan y un batido que le habían dado unos jóvenes por caridad, pero aseguraba que nadie se acercaba a socorrerle porque “tienen miedo de que les pase algo a ellos también”.

El joven inmigrante denunciaba así el ataque fascista de los cuerpos y fuerzas de seguridad de la dictadura alauita. Según su testimonio, habría varios muertos y un importante número de personas heridas de gravedad.  “Nos han matado a palos. Han venido durante la noche y por la mañana y nos han pegado hasta partirnos los huesos. Se han llevado a algunos a Oujda pero a otros nos han dejado muriéndonos en los bosques”, cuenta aterrorizado.

Una gran parte de ellos pertenece al grupo de más de un centenar de subsanarianos que en la madrugada del lunes, intentó acceder a Melilla superando el doble vallado. Algunos de ellos coniguió alcanzar su objetivo, pero la Guardia Civil española los expulsó de nuevo a Marruecos, a sabiendas de la situación a la que se ven expuestos allí, es decir, a arrojarlos en manos de las brutales palizas a las que son sometidos por la dictadura marroquí, a consecuencia de las cuales muchos de ellos acaban perdiendo la vida o sufriendo lesiones cuyas secuelas les durarán para toda la vida. “Como siempre la Guardia Civil nos expulsa otra vez a Marruecos. Es muy frustrante, porque ya estás dentro. Llegas exhausto, lleno de heridas y te detienen y te expulsan de nuevo a Marruecos para que aquí nos maten a palos”, relata el migrante malherido a través del mencionado eltelegrama.

Alguno de ellos han visto morir a compañeros suyos, otros han visto como la Gendarmería o el Ejército marroquí se llevaba a algunos de ellos y nunca volvían a verlos: “Un compatriota llegó nadando por Aguadú. Lo cogió la policía marroquí lo mató a palos y se deshizo del cuerpo. Yo lo ví, no es la primera ni la única vez. Matan a muchos de los nuestros y no sé que hacen con los cadáveres”, señala un joven senegalés. Una brutal cacería que se desarrolla prácticamente a diario, y desde hace muchos años, en las puertas mismas del estado español, con la complicidad, y la responsabilidad directa, tanto de la Guardia Civil española, como del gobierno. “En Marruecos no nos quieren, pero en España tampoco. Llevo aquí más de un año, he entrado ya dos veces a Melilla y me han devuelto otra vez aquí donde sólo nos pegan, nos maltratan. Aquí no existen los derechos humanos. Y no podemos volver a casa, es imposible volver”, asegura el mismo joven.

Y es que son muchos los intereses que entran en juego como para andarse con minucias tipo “respeto a los derechos humanos” y otras “sandeces buenrollistas” por el estilo. El Magreb es la antesala de Europa para esos muchos millones de africanos de todos los países que deciden emprender el viaje migratorio hacia la soñada tierra de la opulencia occidental. Francia, España, Italia, Portugal, etc., son precisamente aquellos países que primero encuentran estos hombres y mujeres africanos en su camino hacia Europa. Sabido es que los países europeos han firmado con estos países africanos una serie de acuerdos en materia de control de los flujos migratorios por los que directamente se está comprando el control migratorio, descargando además la responsabilidad hacia los países fronterizos, así como algunos de los países de tránsito en las habituales rutas de la migración africana hacia Europa. Es decir, los países  europeos ofrecen una serie de prebendas en forma de acuerdos comerciales o de acuerdos para ayuda en cooperación al desarrollo, y, a cambio, descargan la mayor parte de la responsabilidad en el control de los flujos migratorios en los países del otro lado del Mediterráneo, sin importar en absoluto el tipo de régimen que exista en estos países o las medidas y los métodos que estos países vayan a adoptar para cumplir con su parte del trato. Unos métodos que, por supuesto, no son precisamente los más respetuosos con los derechos humanos de los migrantes, sino todo lo contrario, como podemos comprobar por lo relatado en esta noticia de eltelegrama.

No sólo es que países como España miren para otro lado, es que, además, en este asunto en concreto, miran para otro lado en su propio beneficio. Es decir, no son solo cómplices pasivos, sino cómplices activos: culpables y responsables. Como decimos más arriba, lo sucedido estos días en las inmediaciones de Melilla no es nuevo. Durante años han sido ampliamente criticadas las medidas que la gendarmería marroquí toma contra inmigrantes irregulares que encuentra intentando cruzar la frontera con España, a los que llegan a disparar o abandonar en el desierto, o las instalaciones en Mauritania del  centro de internamiento para extranjeros, criticado por las condiciones que en él se dan y financiado por el Gobierno Español. Algunas ONG hablan de un auténtico genocidio silenciado, con centenas de víctimas mortales cada año. Estas muertes de ahora, en realidad, no son más que unas entre las muchas que se cometen anualmente con la total complicidad del gobierno español y, por supuesto, de los medios burgueses españoles, que silencian sistemáticamente todo lo quie tenga que ver con esta matanza prolongada en el tiempo que se sucede al otro lado de la verja. Eso sí, cada vez que pueden, no dudan en recordarnos lo malévolo que era la existencia del Muro de Berlín y las muchas víctimas que hubo por tratar de cruzarlo “a manos de los comunistas”.

La firma de estos acuerdos migratorios, denominados como acuerdos de “segunda generación” (recogido en España a través del llamado “Plan África”), responde a la presión ejercida por la Unión Europea y más especialmente por España para el control de flujos migratorios. Según denunciaba hace ya años Itziar Ruiz, expresidenta de Amnistía Intencional en España (AI), “presionar para que sean Marruecos o Mauritania quienes realicen el control migratorio está teniendo costes humanos muy altos”. Además, estos acuerdos también obligan a países de paso, como Mauritania, a que acepten inmigrantes independientemente de su nacionalidad. AI denuncia, por ejemplo, que desde 2006 hasta la fecha miles de personas acusadas de salir de Mauritania para entrar en Canarias han sido arrestadas y devueltas a Mali o Senegal, independientemente de su origen, sin poder apelar esa decisión. Muchas también han estado recluidas en el “Guantanamito” mauritano. Además, esta externalización de fronteras no está teniendo seguimiento por parte del Gobierno español. “España y la UE delegan el control de sus fronteras externas a terceros países, sin preocuparse de los métodos empleados para llevar a cabo sus órdenes”, señala un informe de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

De hecho, el 6 de julio de 2006 el Gobierno español, entonces liderado por el “progresista” Zapatero, aprobó una partida de 10,5 millones de euros de ayuda a Marruecos para control de fronteras sin imponer ninguna condición relativa a los derechos humanos. Los hechos acaecidos el pasado lunes no son más que una consecuencia dirtecta de todo ello. Son los cuerpos represivos de la dictadura Marroquí los que apalean y asesinan a los migrantes subsaharianos en las fronteras, sí, pero es el gobierno español, así como el papel desempeñado a este lado de la frontera por los cuerpos y fuerzas de seguridad españoles, quienes lo amparan, lo permiten y lo consienten, sin importarle lo más mínimo los acuerdos internacionales sobre Derechos Humanos o cualquier otro tipo de consideración de carácter humanitaria que se pueda dar, entre ellas, por supuesto, la defensa del valor de la vida humana de la que tanto alardean como “valor de occidente” siempre que pueden, eso, sí, solo para cuando les interesa.

La vida, al otro lado de la frontera de Melilla, ni para Marruecos, ni para el gobierno y la Guardia Civil española, como se puede comprobar, vale nada. La vida, claro, de las víctimas eternas del capitalismo, de esos migrantes empobrecidos por el sistema reinante que se ven obligados a abandonar sus países de origen en busca de un futuro que allí se les niega sistemáticamente. Porque si un solo Guardia Civil muriese en la frontera a consecuencia de un ataque de uno de estos migrantes, el escándalo sería mayúsculo. ¿Lo dudan?

Mención aparte merecen, por supuesto, los ya mencionados medios de comunicación españoles. Ellos también tienen buena parte de responsabilidad en todo esto, ellos son también cómplices de esta matanza que se desarrolla casi a diario a unos pocos kilómetros de las fronteras españolas. Ellos son quienes silencian sistemáticamente todo lo que tiene que ver con esta tragedia diaria que ocurre ante nuestras mismas fronteras y que jamás es noticia, no vaya a ser que ser despierte algún sentimiento de culpa y/o empatía entre la población de este lado de la valla de la vergüenza. Tan interesados en cualquier mínimo incidente que se pueda dar en Cuba, Venezuela o cualquier otro país de estos que no son del agrado de los poderes capitalistas internacionales, no tienen ojos para ver y contar lo que ocurre a bastantes menos kilómetros de sus redacciones. Los Derechos humanos, como todo, también están al servicio de sus intereses políticos y económicos. Cuando el quebranto de los mismos puede afectar a tales intereses, por muy cerca de las fronteras españolas que ocurra, mejor callar; la responsabilidad del estado español es demasiado evidente. Esos son los medios capitalistas.

“No somos delincuentes, sólo pobres. Aquí nos están matando y no hay organizaciones de derechos humanos que nos defiendan. La gente en España y en Europa tiene que saber lo que hacen con nosotros”, concluye uno de los migrantes entrevistados por eltelegrama. Pero ya se encargan los principales medios de comunicación de que eso no ocurra. Afortundamente siempre quedarán medios como eltelegrama, o Kaosenlared, para tratar de que, al menos, se pueda poner un poco de luz ante tales hechos.

Ayúdanos y difunde esta noticia a todos tus contactos.

Pedro Antonio Honrubia Hurtado, para Kaosenlared.

Reflexiones…

Publicado: 25 agosto 2012 en General

Algunos mitos y tópicos racistas

1.- La creencia de que existen “privilegios” para inmigrantes, desde “ayudas sociales” hasta la empatia personal… cuando en realidad las “ayudas” del estado eran pequeñas (ahora ni eso), pero nunca en función de dónde se nació, sino de los escasos ingresos de cada cual.

2.- La creencia en el aumento del paro entre españoles, frente a la inmigración, cuando en realidad quienes peor lo están pasando aquí, son personas sin papeles por la ley racista y clasista. Además, diferenciar entre clase trabajadora autóctona y “extranjera”, como si fuera algo intrínseco, cuando en realidad es ocasional: es falta de memoria con perspectiva anti-autoritaría.

3.- La creencia de que la inmigración hace que bajen los sueldos de toda la clase trabajadora, porque están dispuestos a trabajar en condiciones más precarias… ocultando que eso es precisamente lo que con más frecuencia hacemos la clase trabajadora autóctona: ceder ante la patronal en todo. Con reformas de leyes laborales, o incluso ignorando sus propias leyes… para su beneficio.

4.- La creencia en el aumento de la “delincuencia” por la inmigración, cuando en realidad esas estadísticas incluyen las faltas administrativas por haber caducado el permiso de residencia y trabajo, al mismo tiempo que ocultan con inpunidad todo tipo de castas y privilegios en nuestra sociedad, empezando por la iglesia, la banca, el militarismo, la oligarquia de partidos y demás gentuza.

5.- La creencia en la “baja calidad y saturación” en la enseñanza y sanidad “pública”, por la inmigración, cuando en realidad son excusas para privatizar la estatal (que no pública) catolicamente: www.misaludnoesunnegicio.net   www.yosisanidaduniversal.net  www.derechoacurar.org

6.- La creencia etnocentrista de que cualquier otra cultura no es “normal” y la “nuestra” es mejor, alegando incluso cierta “generosidad”, cual pulgar elevado de Cesar Augusto… cuando en realidad no tiene sentido rechazar su origen, porque cualquier ser vivo, la tierra, el agua, etc, no es de nadie en particular. Como en las distintas sociedades matriliniales: la vida es autónoma y comunal con libertad, aprendiendo a cualquier edad a vivir sin dominar, ni ser dominad@s (ser y convivir, sin poseer).

Las fronteras solo las defienden quienes creen necesitar dominar, o ser dominad@s. La creencia de que aun existen razas puras, (sectas o pensamiento único…) dificulta reconocer que vivimos en sociedades racistas, incluso entre inmigrantes y en todos los continentes. Auto-negación del carácter discriminatorio por ejemplo, al no alquilarle un piso a personas sin papeles…  o minimizar la existencia de sobreexplotación-esclavitud, desprecio, desarraigo, maltrato a menores, redadas, torturas psicológicas, abusos sexuales, internamientos, palizas, deportaciones masivas a pesar de autolesiones de personas sin papeles… o pensar que “las mujeres sin papeles que se prostituyen, es porque quieren”, cómo si fuesen plenamente libres de elegir, etc.

Son algunos mitos y tópicos vigentes, generación tras generación, por no contrastar las realidades. Creer que son inevitables todo tipo de relaciones basadas en poseer, en dominar, dificulta su cuestionamiento. Como el mito de que las mujeres son el sexo debil, o que patronal y patriotismo son necesarios…  Si bien es natural una primera reacción de desconfianza ante lo desconocido, también es facilmente desmontable buscando y manteniendo un respeto mutuo sin exigencias, es decir, culturalmente se pueden reducir (o ampliar, según lo que entendamos por cultura) prejuicios insanos ante las lógicas diferencias a lo largo de la vida.

Biológicamente no somos seres muy territoriales. El origen de las dominaciones sigue en mitos y creencias, pero sería absurdo plantear o esperar soluciones que sean definitivas, ya que no las hubo en el pasado, aunque sí algunas respuestas: como la contrainformación y el debate entre el vecindario para desmitificar las bases del patriotismo, del patriarcado, de la patronal… es decir, la creencia en “poseer y dominar para vivir mejor”, combatir privilegios y envidias frente a la claudicación y sentimiento de impotencia, compartir nuestro tiempo, nuestros sentimientos, frente a la competitividad… porque las personas no somos solo de donde nacemos, sino también de donde pacemos.

Algunos nazis españoles y griegos, dan comida a nacionales sin trabajo ni subsidio, pero no solo nazis dicen: “orgulloso de ser español” o “los españoles primero” (olvidando que España son 500 años de mitos: 1 reino, 1 idioma, 1 religión, 1 raza). Todavía hoy oimos críticas como:esa persona no es de sangre Española” refiriendose a que sus padres o abuelos “no son de aquí” (una de las causas de denuncias durante la Inquisición)… Hoy,  algunos policías incautan el jornal agrícola a personas sin papeles, a cambio de no llevarles al CIE ese día, o incluso también.

La aportación del movimiento 15-M contra el racismo es insuficiente, en parte porque no todo el 15-M va contra la raiz de cualquier dominación, y en parte porque ni el 15-M, ni ningún otro colectivo conseguimos llegar a tener mayor influencia social que el odio que se contagia en la calle contra la inmigración, en la TV como principal difusor del discurso del miedo a la libertad, fomentando enfrentamientos absurdos.  Mass media donde la honradez periodística se margina, llegando a celebrar “nuestra” adquisición de aviones militares sin necesidad de pilotos, con una capacidad de destrucción al “enemigo” flipante, (sobretodo en comparación con la chatarra aerea contra los incendios forestales)… mientras consentimos a las multinacionales yankis y europedas robar, con protección militar de la OTAN, recursos naturales en todo el mundo, mientras esos gobiernos se endeudan para comprarnos armas para guerras inter-étnicas propiciadas por la política neo-colonial.

Nuestra subversión frente a su versión.

El último martes de cada mes, 19.30 h, siguen las concentraciones en la puerta del Centro de Internamiento de personas Extranjeras (Zapadores: Avd. Dtor. Waskman)

http://ciesno.wordpress.com

http://www.grupotortuga.com/Silencio-de-la-prensa-espanola